Divulga

Concurso fotográfico Ojo de Pez invita a votar para elegir las imágenes más populares

El concurso busca destacar la importancia de los ecosistemas acuáticos, como ríos, mar, humedales y lagos, para la subsistencia humana.

Son 30 las imágenes que fueron seleccionadas como finalistas en el Concurso Fotográfico Ojo de Pez 2021, incluyendo capturas de todo el país que el público podrá apreciar, votando por su favorita, hasta el 20 de septiembre.

En las páginas de Facebook de cada una de las instituciones organizadoras se podrá votar por cada fotografía de esta muestra. Las 3 fotos con mayor índice de popularidad en las fanpage de Instituto de Ciencias Marinas y Limnológicas (ICML) de la Universidad Austral de ChileProyecto Explora Los Ríos del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación y el Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) obtendrán el libro “Ojo de Pez. Chile en imágenes de agua y vida” publicado este año. La organización invita al público a dar Me Gusta y/o comparta su foto(s) preferida(s).

Cabe destacar que este año se recibieron 252 fotografías de 103 postulantes en las categorías de “Paisaje, Trabajo y Conservación”, “Flora y Fauna Acuática” y “Ambientes Antárticos y Subantárticos”.

La directora del Proyecto Explora Los Ríos del Ministerio de Ciencia, Dra. Camila Tejo Haristoy, destacó el rol de promoción en el cuidado de los ecosistemas marinos que posee el concurso. “Hemos visto maravillosas imágenes tanto de las costas, lagos y ríos de Chile, como de los impactos que como seres humanos tenemos en el ecosistema. Este concurso busca mostrar lo hermoso de los paisajes, aves, mamíferos o medusas desde una perspectiva que pocas veces podemos ver, y con ello estimular el interés para acercarnos a estos ambientes y darles la importancia y cuidado que se merecen” indicó. Por otro lado, el Dr. José Garcés, investigador del Centro IDEAL y docente del ICML destacó al agua como elemento vital para la existencia y diversidad de especies como también de los paisajes naturales y la gran importancia de cuidar su correcto uso dada la megasequía que está afectando principalmente el centro de nuestro país producto del cambio global.

El jurado tuvo el trabajo de seleccionar las mejores 30 fotografías que ahora serán parte de la votación. Este jurado está compuesto por la periodista científica Andrea Obaid, la presidenta de Achipec Dra. Nélida Pohl, el fotógrafo subacuático Eduardo Sorensen, el fotógrafo de EPA Felipe Trueba y la fotógrafa de EFE Sashenka Gutiérrez.

La fotografía ganadora recibirá una cámara Sony profesional, valorizada en un millón de pesos y para los primeros lugares de cada categoría se entregará equipamiento tecnológico. También se entregará un premio especial para un postulante de la región de Los Ríos.

El Concurso Fotográfico Ojo de Pez 2021 cuenta con el auspicio de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo y Creación Artística, la Escuela de Biología Marina y el Doctorado en Biología Marina de la UACh. Además, posee la colaboración del Museo de la Exploración R. A. Phillipi de la UACh.

Educación en pandemia: un 77% de docentes que realiza clases online enseña los contenidos “en vivo”

La 2° Encuesta Vinculando Aprendizajes de educarchile -que contó con 1.438 respuestas-, reflejó que la mayoría de los docentes que imparte clases online se conecta al mismo tiempo que sus estudiantes para enseñar los contenidos, replicando lo que sucede en la presencialidad.

La pandemia ha modificado la manera de impartir clases en las escuelas y liceos y los docentes han tenido que aprender a llevar a cabo su labor educativa, a través de una pantalla. Cuando la clase es online y el profesor se conecta al mismo tiempo que sus estudiantes, se habla de modalidad sincrónica (en vivo). En tanto, cuando el docente implementa contenidos educativos para que el estudiante desarrolle en un tiempo cronológico distinto, se denomina modalidad asincrónica. 

¿Cuál de esas modalidades es la que predomina en los establecimientos educativos? Entre el 13 de abril y el 14 de mayo el portal educarchile, iniciativa de Fundación Chile y el Ministerio de Educación, aplicó la 2° Encuesta Vinculando Aprendizajes, que incluyó a docentes, educadoras(es) de párvulos, directivos, asistentes y profesionales de la educación de todo el país. 

Uno de los principales hallazgos del sondeo, que contó con 1.438 respuestas, fue que la mayoría de los docentes que está efectuando sus clases online lo está haciendo en modalidad sincrónica (77%). De este porcentaje, un 60% utiliza la modalidad sincrónica con todo el curso, y un 17% con grupos de estudiantes. 

Por otro lado, las clases asincrónicas, que requieren que el educador desarrolle recursos educativos especialmente diseñados para esa modalidad como cápsulas audiovisuales y juegos interactivos y que el estudiante organice sus tiempos para llevar a cabo el proceso de aprendizaje, se han realizado con menor frecuencia: solo un 10% señala que es la modalidad que más emplea.

Para Marco Ávila, profesor y Coordinador de Contenidos de educarchile, las circunstancias no son normales y, por tanto, en este estado de verdadera emergencia conseguir que niñas, niños y jóvenes aprendan bajo cualquiera de las dos modalidades ya es un logro que se debe valorar. A su juicio, ambas modalidades poseen ventajas y permiten el desarrollo de diferentes habilidades, lo que debe tenerse presente a la hora de planificar las actividades de aprendizaje para implementar el currículum priorizado.  

“Por ejemplo, en la modalidad sincrónica, pueden comunicar ideas, argumentarlas, y presentar prototipos y en la asincrónica es posible que los estudiantes desplieguen de manera autónoma competencias asociadas a la investigación, la argumentación y el desarrollo de hipótesis. La modalidad asincrónica nos hace pensar que en este nuevo enfoque utilizado hay algunas respuestas sobre cómo motivar el aprendizaje y cómo alcanzar altos niveles en el desarrollo de habilidades. Hemos visto cómo, tras la exposición de una breve cápsula introductoria por parte de un docente, un niño investiga, selecciona información, ordena ideas, las expone y argumenta una hipótesis. Así, ese estudiante enfrenta de manera autónoma el aprendizaje. Vería este periodo como de infinita ganancia para la experiencia escolar, aunque con altos niveles de estrés”, sostiene Marco Ávila. 

Ahora bien, poniéndose en un escenario eventual de superación de la pandemia, a un 53% de los encuestados le gustaría seguir creando recursos para el aprendizaje en línea sincrónico y asincrónico como clases grabadas, guías online, o cápsulas. Esto sin duda, es un indicador de que, pese a la situación de alto estrés, la innovación educativa es un interés de los docentes que se debe potenciar y apoyar a través de una oferta de formación continua pertinente. 

Este resultado es consistente con las necesidades formativas para 2021: un 64% señala como necesidad formativa metodologías de enseñanza/aprendizajes adecuados para un formato híbrido y un 61% considera que requiere apoyo en el manejo de aplicaciones y/o herramientas para implementar sus clases a distancia.  

Vinculando Aprendizajes

El propósito de la 2° Encuesta Vinculando Aprendizajes era conocer de primera fuente las realidades específicas de las diferentes comunidades escolares, así como sus necesidades en contexto de pandemia, y utilizar esa retroalimentación a la hora de diseñar las herramientas y los recursos de apoyo a la labor educativa que se disponen de manera abierta y gratuita en el portal educativo más antiguo del país.  

El sondeo fue contestado por un 79% de mujeres y un 20% de hombres, población que, en su mayoría, vive en la Región Metropolitana (23%), seguido de la Región de Atacama (21%) y Región de Valparaíso (10%). En relación el tipo de establecimiento, el 39% indicó trabajar en un establecimiento municipal, un 28% en particular subvencionado y un 22% en un establecimiento administrado por un Servicio Local de Educación, es decir, contó con una participación mayoritaria del mundo escolar que recibe aportes estatales. 

El informe con los resultados de la 2° Encuesta Vinculando Aprendizajes se encuentra disponible para descarga en www.educarchile.cl 

Ministro Couve cierra ciclo de socialización de la Política Nacional de Ciencia con más de 1.200 participantes

El ministro de Ciencia destacó la amplia participación de la comunidad de ciencia, tecnología, conocimiento e innovación nacional en 30 reuniones virtuales que finalizaron con una conversación con niños, niñas y jóvenes participantes del programa Explora en distintas regiones del país.

En una reunión telemática con 90 niños, niñas y jóvenes participantes del programa Explora, el ministro de Ciencia, Andrés Couve, cerró un ciclo de 30 encuentros para socializar la primera Política Nacional de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación elaborada bajo la nueva institucionalidad científica del país.

En diciembre de 2020, el ministerio inició un proceso participativo para compartir los principales ejes del documento que reúne los lineamientos para el desarrollo de políticas públicas e instrumentos de acuerdo a cuatro ejes de acción priorizados con visión de largo plazo: vinculación con la sociedad, futuro, fortalecimiento del ecosistema de ciencia, tecnología, conocimiento e innovación, y capacidades institucionales.

La serie de encuentros virtuales, que contó con la participación de 1.248 personas de las cinco macrozonas, fue organizada y es otro logro importante de la Oficina de Ciencia y Gobierno del Ministerio.

“Más de mil miembros de universidades, sociedades científicas, de la comunidad de innovación y emprendimiento, autoridades regionales, divulgadores científicos y muchos otros, aportaron en este proceso de socialización de nuestra hoja de ruta que iniciamos con la firme convicción de que la generación y aplicación del conocimiento contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas y al desarrollo de los territorios”, señaló el ministro Andrés Couve.

A través de una convocatoria de los Programas Asociativos Regionales (PAR) del programa Explora y con la participación de Antonia Hucke, activista científico-educativa de Tremendas y estudiante de Medicina a través del Cupo Explora-UNESCO, quienes cerraron este proceso de participación fueron niños, niñas y jóvenes entre 12 y 21 años de los cuales un 80% ha participado del programa de Investigación e Innovación Escolar y un 70% en Congresos Explora en los que presentaron investigaciones en torno a temas como el cambio climático y astronomía.

“Este es un conjunto de lineamientos y propósitos que guían el desarrollo de la investigación científica en el país. Trazamos una hoja de ruta, construimos un mapa. Eso es una Política y en el caso de nuestro ministerio, trata de ciencia, tecnología, de conocimiento y también de innovación. Hemos tenido muchos diálogos y conversaciones, con distintos grupos para elaborar durante meses este plan. Nos pareció que lo más importante era terminar este proceso de participación y devolución de nuestra Política con aquellos que serán los protagonistas del futuro. Son ustedes a los que les va a tocar desarrollar este plan y descubrir los nuevos espacios que abre la exploración científica”, dijo el ministro.

Conoce más sobre la Política de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

César Hidalgo: “Siempre tengo la sensación de estar viviendo en la ciencia ficción”

El científico chileno famoso a nivel mundial concedió una entrevista exclusiva al Museo Interactivo Mirador (MIM), que será exhibida en el evento virtual DIVULGACON este viernes.

César Hidalgo, uno de los científicos chilenos más reconocidos a nivel internacional en la actualidad, será parte este viernes 4 de junio del evento virtual DIVULGACON del MIM, con su participación en el panel “Viviendo en la Ciencia Ficción”, uno de los temas que abarcará esta verdadera maratón de ciencia nacional. 

Si bien el científico nacional no podrá participar del evento en forma simultánea con el resto de los científicos invitados, sí accedió a realizar una entrevista exclusiva a la física del MIM, Pamela Núñez, que fue grabada este miércoles y será transmitida durante la actividad virtual. 

En la entrevista, Hidalgo asegura que siempre tiene la sensación de estar viviendo en la ciencia ficción y que la imaginación es algo fundamental en la ciencia. “Yo enfatizo en un concepto que llamo “imaginación cristalizada”, que es esta idea de que vivimos en un mundo donde todas las cosas tienen que ser imaginadas antes de ser construidas, en que primero algo fue soñado y después realizado. Por muchos años, la gente soñó con las videoconferencias y ahora son cosa de cada día. Y eso es fundamental para la experiencia humana.”, comentó. 

También se refirió al futuro y afirmó que una de las cosas que están tomando forma es la idea de una trascendencia de los seres humanos en un formato digital, asegurando que estamos comenzando a vivir el período de la “hiperhistoria”. 

“No hablo de la singularidad, sino del contenido que uno genera y que se va guardando. Hace 1000 años ¿Quién entraba en la historia? Muy poca gente, tenías que ser rey, porque la capacidad de grabar cosas era muy pequeña, era muy poco lo que se escribía. Hoy en la hiperhistoria una persona normal va a terminar su vida con cientos de miles de fotos, textos, interacciones, mensajes, mails, y en ese contexto vamos a tener una trascendencia digital que será un caldo creativo muy interesante”, afirmó.

En la entrevista, que será emitida este viernes en DIVULGACON, el científico además contó cuál fue su gran desilusión en esta pandemia, habló sobre la posibilidad de predecir el futuro mediante el big data y cómo el aprendizaje colectivo puede ser la clave de los países exitosos, entre otros interesantes temas. 

Un evento virtual diferente

Este viernes 4 y sábado 5 de junio el MIM realizará la segunda versión de Divulgacon, una verdadera maratón científica virtual de ciencia y tecnología, que en un lenguaje entretenido, simple y cercano busca acercar distintos contenidos de interés a la ciudadanía. 

Este año en particular la invitación es a “viralizar la ciencia chilena”, con el objetivo de destacar el trabajo de los científicos y científicas nacionales y sus reflexiones sobre múltiples temas actuales, como la inteligencia artificial, las exploraciones a Marte, la megasequía o los cambios que ha sufrido nuestro cerebro durante la pandemia. 

En la actividad del MIM, que es parte de la Red de Fundaciones de la Presidencia, presidida por la primera dama, Cecilia Morel, participarán 22 investigadores nacionales y será transmitida en forma gratuita y abierta por todas las redes sociales del museo el viernes desde las 16:00 a 21:30 horas y el sábado de 10:00 a 14:30 horas. 
Entre los paneles están “Nuestro cerebro en pandemia”, “La ciencia al rescate del agua”, “Desafíos de nuestro territorio”, “Viviendo en la ciencia ficción”, “Humanos a Marte. La conquista del planeta rojo” y el bloque infantil “A despertar la ciencia”, con diversas actividades como experimentos en vivo y paleontología para niños. También se presentará un stand up científico con el grupo Eureka! de la Universidad Autónoma y música del Universo a cargo del artista Flangr, entre otros.

Nueva red de mentoras PROVOCA busca consolidar vocaciones científicas en mujeres

Según cifras de ONU Mujeres, Chile es uno de los países de Latinoamérica con menor participación femenina en carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. La nueva Red de Mentoras PROVOCA tendrá como misión apoyar a mujeres que decidan seguir su vocación científica y acompañarlas hasta que alcancen su meta.

Falta de modelos de rol cercanos, sesgos en el entorno o simple temor al fracaso, son algunas de las barreras que intentará romper la nueva Red de Mentoras PROVOCA, impulsada por AUI/NRAO -socio norteamericano del observatorio ALMA- con el apoyo de LideraMujer. Más de 20 profesionales o estudiantes de las áreas STEM -acrónimo en inglés para referirse a ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas-, expresaron su deseo de certificarse como mentoras PROVOCA. 

¿Cuántas vocaciones femeninas en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas se pierden cada año en Chile? Demasiadas. Así lo demuestra el estudio de ONU Mujeres del 2020, que analizó 18 países de Latinoamérica y El Caribe, y que reveló que Chile es el país con menor participación de mujeres en carreras de tecnologías de la información y comunicación (12.7%), el tercero más bajo en ingeniería, manufactura y construcción (17.7%); y el cuarto más bajo en ciencias naturales, matemáticas y estadística (46.5%).

Para certificarse como mentoras PROVOCA, deberán cumplir con un programa de formación y coaching diseñado para fortalecer el autoconocimiento, las habilidades de liderazgo y la gestión de las emociones, entre otros. Al final del proceso, se espera que las mentoras certificadas cuenten con las herramientas necesarias para apoyar y acompañar a niñas y jóvenes que decidan seguir una carrera STEM.

“Inspirar vocaciones científicas en mujeres no es suficiente. Tenemos que acompañarlas cuando surgen dudas y temores en un entorno social y familiar adverso. En esos momentos es fundamental tener a alguien de confianza para discutir los problemas, alguien que camine con ellas. Esa será la misión de nuestras mentoras PROVOCA”, señaló Paulina Bocaz, representante de AUI/NRAO en Chile.

La iniciativa PROVOCA nació en 2019 como una campaña audiovisual que tenía como objetivo inspirar vocaciones científicas en mujeres y grupos subrepresentados en Chile. La serie, de 10 capítulos, recoge las historias de vida y desafíos de mujeres profesionales del área STEM y de niñas de enseñanza media que estaban pensando estudiar una carrera en esas disciplinas.

“La serie PROVOCA fue una campaña muy inspiradora, que le mostró a muchas niñas modelos de rol femeninos por primera vez. Con la red de mentoras tenemos una meta más ambiciosa, queremos lograr un impacto que se extienda en el tiempo”, explicó Paulina Bocaz.

El diseño del programa de formación para las nuevas mentoras estuvo a cargo de LideraMujer institución con amplia experiencia en este campo. “La mentoría se ha consolidado como un modelo que transforma y ayuda a fortalecer las competencias de las personas que lideran. Nuestra misión es entregar a las mentoras instrumentos que les permitan generar transformaciones o convertirse en modelos de rol y proyectar cambios perdurables en su entorno social”, afirmó Soledad Candia, directora ejecutiva de LideraMujer.

La astrónoma Sonia Duffau, subgerente de divulgación y diversidad de AUI/NRAO y modelo de rol de la serie PROVOCA, afirmó: “La red de mentoras PROVOCA está compuesta por profesionales en áreas STEM que han vivido todas las etapas para completar una carrera en ciencia. Poseen conocimientos y experiencias que pueden ser muy útiles para acompañar a estudiantes jóvenes”.
El programa de formación de la Red de Mentoras PROVOCA comenzó en mayo y se extenderá hasta diciembre de 2021. Las inscritas pertenecen a las regiones Metropolitana, BioBío, O´Higgins, Araucanía y Antofagasta, y se desempeñan en áreas de astronomía, ingeniería, informática y física.

El trauma mecánico afectaría la voz de docentes durante la pandemia

Actualmente, 3 de cada 4 profesores han sufrido algún trastorno vocal a causa del abuso de la voz en el desempeño de clases, un 30% más que en el año 2004. El uso de mascarilla en salas bajo la modalidad de educación híbrida y un alto número de horas de conexión online, implican un sobre esfuerzo vocal en los profesionales.

De acuerdo a cifras del Ministerio de Educación, existen cerca de 350 mil profesores dedicados a la Educación de Párvulos, Educación Básica y Media en Chile, una cifra importante de profesionales que se han visto exigidos por las circunstancias actuales de clases virtuales e híbridas, que entre otros aspectos han abusado de su voz. El reciente 16 de abril se celebró el Día Mundial de la Voz, poniendo en relevancia un importante debate acerca de la salud vocal en los educadores.

En opinión de Felipe Cerda Sandoval, Magister en Fonoaudiología y académico de la Carrera de Fonoaudiología UC, “ 3 de cada 4 profesores han sufrido un trastorno vocal a causa de su uso en el desempeño de clases, y esa cifra representa un 30% más que en el año 2004. Estos antecedentes nos obligan a plantearnos grandes y nuevos desafíos, tanto a los profesionales fonoaudiólogos especialistas en el área de la rehabilitación y prevención de los trastornos de la voz, como también a las diferentes instituciones gubernamentales y no gubernamentales relacionadas con las seguridad y salud en el trabajo, y en particular relacionados con el Magisterio”.

Hoy hemos visto la importancia de la voz en un contexto adverso mundialmente, donde el distanciamiento físico es una de las soluciones al control de la pandemia. Pese a ello, nuestra voz no se ha apagado, al contrario, sigue siendo nuestro principal pilar para mantener vivo el contacto con nuestros seres queridos y con la comunidad en general, incluso fundamental para el desarrollo de diversas funciones laborales que se han transformado a una modalidad telemática.

Para el especialista, las estructuras corporales productoras de la voz -llamados pliegues vocales-, requieren de complejos procesos neurológicos, cognitivos, físicos y biomecánicos para generar un sonido, que al que vibrar se golpean aproximadamente 250 veces por segundo promedio en una mujer y 140 veces en un hombre. “Lamentablemente no están exentas de dañarse y enfermarse, al contrario son altamente susceptibles a ello. Ante esto, consideramos a la disfonía como la pérdida parcial de las características vocales y la afonía cuando son afectadas de manera absoluta”, explica Felipe Cerda.

Si bien los trastornos de la voz son multifactoriales o multietiológicos, una de las causas más frecuentes de la disfonía es el trauma mecánico por alta repetitividad o intensidad de las colisiones al vibrar, generando alteraciones tanto estructurales como funcionales sobre los pliegues vocales, provocando estragos sobre la calidad acústica de la voz, afectando a su audibilidad y a la comprensión del mensaje entregado a nuestros interlocutores.

“Cuando la voz se enferma a causa del uso y directa ejecución de la actividad profesional, esta será considerada una enfermedad  laboral o Disfonía Ocupacional. Los profesionales de la voz, particularmente Profesoras y Profesores, están constantemente expuestos a agentes de riesgo vocal laboral generadores de trauma mecánico, enfermando sus pliegues  vocales e impidiendo que puedan realizar con normalidad sus clases junto a sus estudiantes, por lo tanto, son el grupo de profesionales de la voz mayormente vulnerables a sufrir esta enfermedad ocupacional”, sostiene el fonoaudiólogo.

Grandes avances hemos observado estos últimos años en relación a políticas públicas, dentro de ellas la incorporación y normalización procedimental impulsada por la Superintendencia de Seguridad Social del Gobierno de Chile (SUSESO) a través de Guías de orientación para el manejo de la Disfonía Ocupacional en Chile, incorporando la labor fonoaudiológica, así también, impulsando constantemente la investigación científica para la creación de herramientas preventivas y de vigilancia epidemiológica de esta enfermedad ocupacional.

A pesar de estos importantes logros, el académico UC añade que la fonoaudiología como disciplina, tiene la tarea de generar nuevos conocimientos, aumentar su participación junto a diversas instituciones relacionadas con la seguridad y salud en el trabajo, contribuir en la creación de programas, políticas públicas y procedimientos para el control y diagnóstico precoz de la disfonía, así como aportar en la conservación de la salud vocal de esta herramienta de trabajo, incluso en tiempos de pandemia, donde nuevas condiciones traerán consigo otros riesgos para la voz.

Descubren nuevo mamífero de la Era de los Dinosaurios en la Patagonia Chilena

El hallazgo fue realizado en Cerro Guido, provincia de Última Esperanza, en campañas apoyadas por el Instituto Antártico Chileno. 

Un grupo de paleontólogos chilenos y argentinos dio a conocer una nueva especie de mamífero, bautizado con el nombre de Orretherium tzen y que habitó la Patagonia durante el Cretácico superior, según un estudio publicado hoy en la prestigiosa revista Scientific Reports de la línea Nature. Este hallazgo se realizó en Cerro Guido, valle del río de las Chinas, en la provincia de Última Esperanza, mismo lugar donde lleva trabajando más de diez años ininterrumpidos un grupo liderado por el Dr. Marcelo Leppe, director del Instituto Antártico Chileno (INACH).

Los fósiles encontrados corresponden a una mandíbula con cinco dientes y un molar del maxilar, de pequeño tamaño, los que fueron descubiertos en rocas de la Formación Dorotea (Cuenca Magallanes) con una antigüedad estimada de entre 74 a 72 millones de años (es decir, Cretácico superior, el último período del Mesozoico), obtenida a partir de dataciones radiométricas realizadas en el área. 

La investigación fue elaborada por el Dr. Agustín Martinelli (Conicet-Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia), Sergio Soto y Dr. Alexander Vargas (Red Paleontológica de la Universidad de Chile), Jonatan Kaluza (Fundación Félix de Azara), Dr. Francisco Goin y Dr. Marcelo Reguero (Museo de la Plata), Dr. Enrique Bostelman (Universidad Austral de Chile), Pedro Fonseca (Universidade Federal do Rio Grande do Sul) y el Dr. Marcelo Leppe (INACH). 

Para Leppe, “el cerro Guido y el valle del río de las Chinas libera año tras año nuevos secretos sobre los últimos episodios de la Era de los Dinosaurios, en una de las localidades de origen continental más australes del mundo, con una diversidad tal, que está ayudando a comprender la compleja historia de la conexión de Patagonia con Antártica y Oceanía. Una nueva imagen emerge de estos 20 millones de años atrapados en las rocas de la Provincia de Última Esperanza, una de bosques remanentes de las floras del megacontinente Gondwana, pobladas de una diversidad única de dinosaurios, reptiles, mamíferos y aves, a la cual se suma este nuevo icono magallánico: Orretherium tzen”, puntualiza. 

El origen de su nombre deriva de dos raíces: “Orre” significa “dientes” en dialecto Aonikenk y “therium” es “bestia” en griego, una terminación que es empleada frecuentemente en géneros de mamíferos. Por otra parte, “tzen” significa cinco en Aonikenk, en una clara referencia a tener preservados cinco dientes consecutivos en su mandíbula. 

Este espécimen posee una dentición más simple que la de los marsupiales y placentarios y se le clasifica como un mamífero meriodioléstido de la familia Mesungulatidae. Está próximamente emparentado con Mesungulatum y Coloniatherium, géneros encontrados en rocas del Cretácico superior (de unos 70 millones de años de antigüedad) en las provincias argentinas de Río Negro y Chubut, respectivamente; y Peligrotherium del Paleoceno (60 millones de antigüedad) encontrado en Chubut. En la actualidad, las especies del Cretácico se encuentran representadas por dientes aislados o mandíbulas que durante el proceso de fosilización perdieron la mayoría de sus dientes. 

Dentro de este panorama, el descubrimiento de Orretherium es de suma importancia puesto que la mandíbula preservada, de menos de tres centímetros de largo, ostenta los cinco dientes en posición, permitiendo conocer la variación de la morfología dental en esta especie.

El paleontólogo argentino Dr. Agustín Martinelli, uno de los autores del escrito, valoró la importancia de contar con este material tan bien preservado de un mamífero del Cretácico, ya que “es fundamental para conocer a esta nueva especie mesozoica y extrapolar su información para otros mamíferos encontrados en Argentina y el resto de Gondwana”, expresó. 

Cabe precisar que a fines del Mesozoico, los ecosistemas terrestres eran muy diferentes a los actuales y los fósiles que se encuentran en rocas cretácicas de Magallanes están revelando una historia fascinante justo en el momento anterior a la gran extinción de los grandes dinosaurios y otros reptiles (como los pterosaurios y mosasaurios). Por medio de estos registros, los investigadores pueden establecer que los mamíferos habitaron este territorio y sobrevivieron a esta gran extinción. 

“Una pieza importante del rompecabezas” 

Los fósiles encontrados son muy importantes para entender el “rompecabezas” de la historia evolutiva de los mamíferos durante la Era de los Dinosaurios y se suman al Magallanodon baikashkenke, primer mamífero del mesozoico chileno descubierto, correspondiente al grupo de los gondwanaterios y de similares características a un coipo. 

Ambos hallazgos dan cuenta del gran potencial paleontológico que tiene esta zona, tal como menciona el paleontólogo Dr. Alexander Vargas, uno de los coordinadores del proyecto: “La evolución de los mamíferos durante la Era de los Dinosaurios es aún muy desconocida y cada descubrimiento de una especie nueva es un avance que llama la atención a nivel mundial. La nueva especie chilena Orretherium tzen es de especial importancia para discutir el origen evolutivo de una importante familia de mamíferos, los mesungulátidos, y la excelente preservación de los fósiles, sumado al descubrimiento previo de Magallanodon, ubica a Magallanes como nuevo foco de atención mundial para futuros avances en evolución de los mamíferos”, enfatizó.  

Concuerda con esta opinión, el también paleontólogo Sergio Soto Acuña, quien comenta que “el hallazgo de Orretherium tzen, junto a Magallanodon baikashkenke, nos revela la existencia de una diversidad de linajes de mamíferos en el Mesozoico de Magallanes, de la cual probablemente estamos recién rasguñando la superficie”. Asimismo, plantea que el estudio de los mamíferos del valle de las Chinas “será fundamental para responder importantes interrogantes evolutivas y biogeográficas que aún persisten en la comunidad paleontológica y que nos permiten comprender mejor la evolución de estos antiguos ecosistemas que ya no existen en la actualidad”. 

“Los fósiles de animales pequeños nos ayudan a entender y construir una fracción de la biota, aportando importantes conocimientos sobre la ecología y distribución de las especies”, explica Jonatan Kaluza de la Fundación Félix de Azara – Universidad Maimónides y agrega que “este conocimiento adquirido a través de la experiencia en otros yacimientos fosilíferos nos permitió armar un rompecabezas de hace 72 millones de años”. 

Este trabajo fue financiado por el Proyecto Anillo ACT-172099 (PIA ANID Chile) y el Proyecto FONDECYT N° 1151389 (Chile) “Paleogeographic patterns v/s climate change in South America and the Antarctic Peninsula during the latest Cretaceous: ¿A possible explanation for the origin of the Austral biota”, que integran el Programa Nacional de Ciencia Antártica.

El INACH es un organismo técnico dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores con plena autonomía en todo lo relacionado con asuntos antárticos y tiene entre sus misiones el incentivar el desarrollo de la investigación científica, tecnológica y de innovación en la Antártica, el fortalecimiento de Magallanes como puerta de entrada al Continente Blanco y promover el conocimiento de las materias antárticas a la ciudadanía.

No son cuatro, sino una sola especie: investigación refleja gran capacidad plástica de molusco sub-antártico

Gracias al trabajo taxonómico de un equipo de científicos, se logró determinar la historia evolutiva del género Margarella, un gasterópodo austral. El estudio fue publicado en la revista científica Molecular Phylogenetics and Evolution.

La biodiversidad de los ecosistemas patagónicos y de Antártica es inmensa y hasta el día de hoy investigadores de distintas disciplinas que se encargan de descubrir cómo han evolucionado los organismos sobre la base de eventos geológicos, climáticos y oceanográficos ocurridos durante los últimos 50 millones de años.

Ante estos cambios constantes, un grupo de científicos se ha centrado en estudiar la historia evolutiva de ciertas especies marinas, hallando más de una sorpresa. Este es el caso de un reciente estudio, publicado en la revista científica Molecular Phylogenetics and Evolution, que da cuenta del género Margarella, que incluye varias especies de pequeños gasterópodos (moluscos) con amplia distribución en la zona sub-antártica y Antártica.

El equipo liderado por el Dr. Claudio González-Wevar, investigador del Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) de la Universidad Austral de Chile (UACh), realizó una comparación entre especies del género Margarella provenientes de la costa austral de Sudamérica, Península Antártica e islas sub-antárticas como Malvinas, Georgias del Sur, Crozet y Kerguelen.

“La idea fue tener varios ejemplares de Margarella para efectuar comparaciones moleculares, actualizando así la taxonomía de las especies australes, información muchas veces basada en descripciones antiguas realizadas con lupa y mucho esfuerzo”, explica el Dr. González-Wevar, quien también es investigador del Instituto de Ciencias Marinas y Limnológicas (ICML) de la UACh y del Instituto Milenio de Ecología y Biodiversidad (IEB).

La investigación consistió en reconstrucciones filogenéticas y análisis poblacionales en siete especies nominales de Margarella, distribuidas en Antártica y la zona sub-antártica, a lo largo de más de siete mil kilómetros de distancia, en una región dominada por la Corriente Circumpolar Antártica (CCA). Sin embargo, los análisis moleculares detectaron la presencia de sólo cuatro linajes evolutivos (especies). 

El caso más particular se da en la zona sub-antártica, entre Patagonia e islas Kerguelen, donde la nomenclatura indicaba la presencia de cuatro especies nominales de Margarella (M. violacea, M. pruinosa, M. expansa y M. porcellana) con marcadas diferencias morfológicas y de coloración. Sin embargo, los resultados obtenidos indican que a lo largo de este territorio existe solo una especie, M. violacea, por orden de descripción.

“Esto significa que este gasterópodo tiene una tremenda diversidad morfológica, denominada plasticidad fenotípica, que es la capacidad de un organismo de cambiar su fenotipo según el ambiente en que se encuentra. En el caso de los gasterópodos como Margarella, pueden cambiar su coloración en función de su alimentación”, comentó el Dr. González-Wevar ante este descubrimiento. Junto con esto, Margarella tendría una gran capacidad de dispersión entre zonas geográficamente lejanas a través del proceso de “rafting”, sobre objetos flotantes como las algas. 

Otra de las conclusiones del trabajo es que los linajes de Margarella tienen un origen y diversificación relativamente reciente, posterior a la separación de las masas continentales donde se distribuyen o a la CCA, ocurridos hace aproximadamente 34 millones de años. El origen y diversificación de esta especie se asociaría a eventos oceanográficos y climáticos más recientes, incluyendo el inicio del periodo Cuaternario (2.5 millones de años).

El acceso a muestras de islas geográficamente aisladas requiere de una importante red de colaboración. Así, esta investigación contó con la participación de científicos provenientes de distintas instituciones como la Universidad de Concepción (UdeC), Universidad de Magallanes (UMAG), Universidad de Chile, Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), University of Otago (Nueva Zelanda), British Antarctic Survey (BAS) y el South Atlantic Environmental Research Institute (SAERI, Reino Unido), el Western Australian Museum Australia y la Universidad de Borgoña (Francia). Además, el presente estudio contó con el apoyo del Instituto Antártico Chileno (INACH) y del proyecto Anillo Antártico Genomic Antarctic Biodiversity.